Presentación en A Coruña

April 8, 2018

 

En el mes de agosto de 1996 llegué por primera vez a La Coruña. Había ganado una beca para hacer el doctorado en la recién inaugurada Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Recuerdo que aquel año fue especialmente duro en lo meteorológico, pues creo que no dejó de llover desde septiembre hasta finales de abril. Pensé que no duraría demasiado en un sitio así, pero lo cierto es que once años después aún vivía allá. Coruña es un lugar magnífico. Sí, Coruña, porque la mayoría de los coruñeses la llaman así; ni A Coruña, ni La Coruña: Coruña y punto. El caso es que me acostumbré muy pronto a vivir bajo la lluvia; a comer pulpo, raxo y zorza; a la larpeira, a las sardinas de San Juan y a la empanada de zamburiñas. También me acostumbré a trabajar duro, a emborracharme, a trabajar duro de nuevo (y así sucesivamente en una especie de bucle sin fin). Pero no todo era gastronomía y alcohol. Tuve la suerte de ser coetáneo al Superdepor, quizá el equipo de fútbol más atípico, romántico y delicioso de la historia. Qué celebraciones, amigos; qué sensaciones. Y en mis ratos libres iba a los conciertos del Garufa, del Playa Club y del Mardi Gras.

 

Aquellos fueron los años en los que mis mejores amigos me regalaron los mejores momentos de mi vida. Y hace tiempo que sé que nunca se lo he agradecido como se merecen.

 

El caso es que el jueves pasado (5 de abril de 2018) estuve de nuevo en A Coruña, y me reencontré con el pulpo, con la empanada de zamburiñas y con muchos de mis amigos (del Superdepor no queda nada, por desgracia). Y todo sucedió en un lugar emblemático y hermoso: la librería Lume, donde tres mujeres (Begoña, Mari Carmen y Paula) me ayudaron a organizar la presentación de mi primera novela. Fue una noche inolvidable. Irrepetible.

 

Sabela, Quique, Manuel, Javi, Xabi, Emma, Pepe, Sergio, Lara, Montse... Julia, Mila, Chus, Isi, Elena, Agustín, Fernando, Suso, José Luis, Juan José, Quique (otro Quique)..., Marga, Sabela (otra Sabela), Macusa, Manuel (otro Manuel), Pancho, Noli..., Elena, Ana, Diego..., Maite, Mohammed..., Mateo, Lalia, Mohammed (otro Mohammed)... Y así hasta más de sesenta personas que quisieron acompañarme (acompañarnos) en un momento tan especial. Tan inolvidable. 

 

 
Compartí la mesa con mi editor, José Membrive, un hombre entrañable y conmovedor como sólo pueden serlo los poetas, y con Luis Anguita, excelente escritor (y dicen que buen fiscal) que tuvo a bien acompañarme, presentarme e introducir la novela.

 

 
Fue una tarde repleta de familia, amigos, libros, besos, abrazos, dedicatorias. Quizá fue algo parecido a la felicidad.

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Review

Saliendo del armario

January 4, 2018

1/1
Please reload

Tag Cloud
Please reload

© 2018 by Jorge Molinero Huguet. Proudly created with Wix.com

  • Twitter
  • Grey LinkedIn Icon